ENERO 2010

Un puñado de irreductibles Celtas cuando las Startups no estaban de moda.

A finales de la década de los dos mil y derivado de la situación de crisis que atenazaba la economía, algunos aguerridos residentes en el corner Atlantico asumieron que la mejor opción era emprender.

Una vez superada la dura tarea de cruzar los altos montes que aíslan a la región. Los aguerridos emprendedores se desperdigaron por la piel de toro en la búsqueda de ayudas y financiación para sus proyectos.

Parecía que solo eran cuatro gatos los que se aventuraban a tener ideas, llevarlas a cabo y salir de la cueva para vender más allá del Puerto del Manzanal. Poco a poco estos intrépidos aventureros comenzaron a organizarse en el terruño.

LOS ORIGENES

En las redes sociales no existian los #haters

Las redes sociales era algo tan novedoso que hasta Enrique Dans era popular, cualquiera podía retransmitir minuto a minuto su vida por las decenas de RRSS que aparecían como setas y les clicaban likes y escribían mensajes de ánimo incluso para ir al baño.

Tener tres aeropuertos en cuatro provincias y dos en una de ellas, complica mucho la vida emprendora para coincidir. Así que estos ilusionados visionarios además del Powerpoint, comenzaron a usar esta nueva herramienta para mantenerse en contacto.

Acordaron vía Twitter reunirse un día cualquiera frente a una mesa y compartir sus experiencias. Intercambiar tarjetas de «Riquiños» (Esos que hablan mucho de dinero, pero nunca pagan una ronda) y plantillas nuevas para el Powerpoint a ver si lucia mejor lo que contaban.

Los cuatro gatos que coincidieron aquel día acordaron quedar todos los últimos viernes de mes, y que cada uno organizaría en su zona.

Lo publicaron en Twitter como manifiesto de 148 caracteres.

IMITACION

Networking, la nueva palabra que había que incorporar o no eras nadie.

En unos meses pasaron a ser un nutrido grupo de nerds con aspiración a geeks que se abrían paso entre gente que no conocían presentadose y haciéndose conocer mostrando sus proyectos hechos desde una oscura esquina de sus viviendas (…o la de sus progenitores)

A mediados de año eran más de medio centenar los asistentes y a través de las RRSS durante todo el mes se hablaba de «la liada» creando un efecto llamada que aumentaba el número de asistentes.

Esta, la que escribe, aún no tenía nombre y miraba a otras con nombres preciosistas y pensamos que era hora de bautizar aquello que hacíamos cada último viernes de mes.

Aparecían por toda la península iniciativas similares. Algunas con verdadera intención de compartir y aportar y otras más como modelo de negocio para avispados.

EMPRENDE O NO ERES NADIE

#LACONNETWORK - Cada último viernes de mes.

Una vez seleccionado un nombre tan «cachondo» y molón como eran cada uno de los viernes que los irreductibles emprendedores «la liaban». Tocaba celebrar un año de liadas.

A través de las RRSS se convocaron para una #laconnetwork con el objetivo de celebrar un año desde la primera. Una web incipiente alcanzaba poco a poco más y más inscritos hasta que desbordados y a menos de una semana del Día #Lacon fue necesario solicitar los servicios de una sala de congresos para dar cabida al gran número de asistentes.

Se sumaron los habituales, los de un día solo, también los que aún no habían venido, las empresas consolidadas, las asociaciones, las administraciones y queriendo dar voz a todos, un micrófono fue de mano en mano hasta bien entrada la tarde.

Un cambio radical en las fuerzas vivas comenzó a poner el foco en las personas que iniciaban una empresa y aparecía el mercado de los emprendedores, del I+D más la «i» pequeña, los viajes a «la Meca de la Emprendeduria«. Todos a San Francisco a visitar los comedores de Google y el «galpón» de Apple, cientos de escritos de expertos que desgranaban como habían logrado los éxitos aquellos que lo habían alcanzado.

Desde esa primera convocatoria hasta hoy se ha producido, al menos, una #lacon cada mes con personas convocadas de manera informal y espontánea a través de las RRSS.

#laconnetworlk aúna los emprendores de Galicia bajo un paraguas informal, pero muy estable.

DIEZ AÑOS

Cada año un poquito más y mejor.

Año a año hemos ido confeccionando un evento aniversario intentando dar visibilidad y presencia a los nuevos proyectos emprendedores.

El contacto constante, mes a mes, con emprendedores da a esta iniciativa capacidad para ver las necesidades que se muestran en el día a día como las iniciativas que entroncan con dichas necesidades.

Cada nueva edición incorpora nuevos espacios y foros para dar cabida a todos estos asuntos creando poco a poco un evento grande y formal.

KEYNOTES

Los mejores ponentes que nos ha querido hacer caso.

Siempre buscamos la presencia de un nutrido grupo de invitados que puedan ser de interés al sector. Al principio resultaba muy complicado cuadrar fechas y disponibilidad de los ponentes, pero poco a poco nos hemos consolidado como un evento en el calendario.

Por los aniversarios de #laconnetwork han pasado muchas figuras que nos han dejado sus experiencias y consejos en forma de charlas, ponencias o participando en mesas de debate.

Siempre enlazamos figuras de relevancia o de ámbito nacional con figuras clave del panorama local.

MESAS DE DEBATE

Todo es discutible.

Visibilidad y puesta en común son las claves de estos espacios. Sentar a actores relevantes de áreas concretas siempre es de los contenidos con más presencia y seguimiento.

Con el tiempo las mesas ocupan cada vez más espacio en el evento anual. No es una simple iniciativa del evento, sino que el entorno nos empuja a crear estos espacios y participar en ellos.

En las mesas, la grada manda. La ronda de preguntas siempre es lo más nutritivo.

PITCHES

Solo y en dos minutos.

En la sala suele haber una expendedora de números como los de la pescadería. Cada uno saca el suyo y cuando sale su número tiene dos minutos para hacer su #pitch

Ha sido muy curioso ver como con el tiempo y sobre todo los emprendedores que han pasado por aceleradoras han mejorado el discurso y a casi todos les queda tiempo para unas #coñas entre la exposición.

DIEZ AÑOS

Cada año un poquito más y mejor.

Año a año hemos ido confeccionando un evento aniversario intentando dar visibilidad y presencia a los nuevos proyectos emprendedores.

El contacto constante, mes a mes, con emprendedores da a esta iniciativa capacidad para ver las necesidades que se muestran en el día a día como las iniciativas que entroncan con dichas necesidades.

Cada nueva edición incorpora nuevos espacios y foros para dar cabida a todos estos asuntos creando poco a poco un evento grande y formal.